Cómo cuidar las alfombras de casa

Cada elemento de nuestro hogar es de vital importancia, ya que suele estar elegido a nuestro gusto, con el objetivo de poder encontrarnos lo más cómodos posible. Por eso, cuando comenzamos a conformar nuestra casa, nos tomamos bastante tiempo antes de tomar la decisión final. Una decisión precipitada puede hacer que lo paguemos en el futuro, no encontrando nuestro sitio en casa, cuando tiene que ser un espacio destinado a descansar y relajarse después de duras jornadas de trabajo y obligaciones. Cada rincón tiene que estar diseñado con el objetivo de que sea especial, pudiendo convertirse en el espacio con el que siempre has querido contar. En esta publicación vamos a adentrarnos en saber cómo cuidar las alfombras de casa. No pierdas la opción de conocer algunos consejos que te pueden venir muy bien a la hora de mantenerlas en perfecto estado y garantizando su continuidad.

Descubre cómo cuidar las alfombras de casa 

1- Descálzate: Para empezar, te recomendamos que sea lo primero que hagas en el momento en el que entras en tu casa. Tienes que ser muy consciente de que el calzado que llega de pisar la calle puede traer diversas sustancias que pueden causar daños en las alfombras. No estamos tan solo de posibles manchas en las mismas. sino de determinadas sustancias que pueden llegar a dañarlas, hasta tal punto que pierdan su aspecto inicial. Por todo esto, la mejor idea es quitarse los zapatos antes de entrar en casa. Se trata de un gesto que puede dar un gran resultado a la hora de saber cómo cuidar las alfombras de casa. Pon en práctica este consejo para saber cómo cuidar las alfombras de casa y seguro que rápidamente notarás los resultados.  

2- Utiliza la aspiradora: Es lo mejor que puedes hacer para realizar la limpieza de la alfombra, optando siempre por una limpieza vertical. Así, estarás quitando toda la suciedad, a la vez que cuidas tu alfombras. No te dejes llevar por productos específicos que te puedan recomendar, ya que cada alfombra puede ser de un material diferente, siendo algunos de ellos especialmente delicados. Por eso, simplemente con un aspirador y un cepillo adecuado le estarás dando el mejor mantenimiento. No es algo difícil de lograr, así que pon todos tus esfuerzos en hacer las cosas bien y haz que tus alfombras luzcan como el primer día.

3- No comas sobre ellas: Aunque suene raro, es habitual poder ponerse con un plato a picar algo, mientras vemos la televisión o leemos un libro que tenemos pendiente. Es cierto que a casi todos nos gusta, pero podemos estar cometiendo un grave error, especialmente si nos encontramos con una alfombra debajo de nosotros. ¿Por qué? Porque cuando comemos, en la mayoría de las ocasiones lo hacemos con algo de bebida como acompañamiento. Ahí es donde corremos todo el riesgo, ya que algunas bebidas como el vino, por ejemplo, además de manchar, son muy difíciles de quitar y puede hacer que nuestra alfombra ya nunca sea la misma.

4- Mantén el control de tus mascotas: Sabemos que los animales son muy importantes para las personas y hay que hacer todo lo posible para que siempre se encuentren lo más a gusto posible y con la mejor salud. Sin embargo, desgraciadamente, en ocasiones no son los mejores amigos de las alfombras. Muchos de ellos tienen uñas y muerden y eso puede hacer que se desgasten o incluso se destruyan. Además, muchos animales sueltan pelo y eso puede hacer que las tareas de limpieza se compliquen algo más.  

Estos son tan solo algunos consejos que debes llevar a cabo para saber cómo cuidar las alfombras de tu casa. Con estos sencillos gestos seguro que puedes lograr que tus alfombras brillen de la misma manera desde el comienzo hasta el final de su vida útil. Lo único que podemos decirte es que tienes que hacer todo lo posible para cuidar al máximo cada rincón de tu casa.